Castor

Castor, una especie exótica invasora

En 1946, la Marina argentina introdujo en el lago Fagnano, Tierra del Fuego, diez parejas de castores traídos desde Canadá para crear una industria peletera local. Sin embargo, tal actividad no prosperó y esos veinte castores se multiplicaron sin restricción debido a la ausencia de predadores naturales convirtiéndose en una nociva especie exótica invasora para la cual hoy se estima una población de entre 65 mil y 110 mil individuos en el archipiélago fueguino.

Los efectos del castor, tanto en el lado chileno como argentino, han sido negativos para los ecosistemas naturales causando la destrucción e inundación de grandes extensiones de bosque nativo así como de turberas y pastizales. Estos procesos no sólo han provocado la pérdida directa de bosques, sino que también disrupciones de cursos de agua, del ciclo hidrológico y químico en las cuencas afectadas, pérdida de capacidad de retención de carbono por parte de bosques y turberas, problemas de inundación hacia caminos y conflictos en las bocatomas de plantas de potabilización de agua.


Compartir:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter