Con aplicación de realidad aumentada, Proyecto GEF Castor invita a aprender sobre las especies exóticas invasoras

 

Imagen en 3D del castor, a través de la App No Confundas.

El reciente avistamiento de ejemplares de ratas almizcleras en el humedal de Tres Puentes y en la laguna del Parque María Behety, ha concitado la atención de la población, generando interés en conocer las consecuencias que este hecho puede tener en estos espacios naturales enclavados en la ciudad de Punta Arenas.

En tiempos de pandemia, es una situación que invita además a reflexionar acerca de los riesgos de las invasiones biológicas en distintos ambientes y ecosistemas. Una invasión biológica es el fenómeno en el cual una especie introducida se asienta en un determinado espacio geográfico en el cual antes no se encontraba. En Magallanes, según lo determinó el Catálogo de Especies Exóticas Asilvestradas / Naturalizadas en Chile, se identificaron 253 especies exóticas invasoras, tanto vegetales como animales, cuya presencia causa severos impactos en los ecosistemas: destrucción de ambientes, disminución de biodiversidad, trasmisión de enfermedades, entre otros.

Visón.

El visón, el castor y la rata almizclera, conforman una peligrosa triada de especies invasoras cuya sobrepoblación ha afectado enormemente los ecosistemas de Tierra del Fuego, en donde fueron introducidos en distintos momentos del siglo pasado, con fines similares: incentivar actividades económicas para impulsar el poblamiento.  La interacción entre estas tres especies explica, en parte, el éxito con el cual logran establecerse, potenciando los daños que cada una provoca en forma separada. El castor modifica el ambiente al construir diques que generan lagunas de aguas lénticas, que son un hábitat ideal para la rata almizclera. La rata constituye parte importante de la dieta del visón, mamífero carnívoro que depreda aceleradamente la fauna nativa de los lugares donde se instala.

Castor.

La expansión de estas especies en el área continental de la Región de Magallanes representa el riesgo de que sus perjuicios se repliquen y extiendan peligrosamente, afectando, por ejemplo, áreas de interés para la conservación, como el humedal Tres Puentes, o áreas protegidas como el Parque Nacional Torres del Paine.  Los daños que causan las especies exóticas invasoras son la depredación de especies nativas, la trasmisión de enfermedades y degradación de hábitats, entre otros.

“Comprender la amenaza que las invasiones biológicas representan para el medio ambiente es de vital importancia para proteger el patrimonio natural de la Región de Magallanes, y para ello es necesario aprender a reconocer estas especies, así como también valorar y reconocer las especies nativas de nuestra región” señala Felipe Guerra, coordinador nacional del proyecto GEF Castor, iniciativa que tiene como objetivo definir una estrategia para manejar dicha especie invasora, que con su acción facilita el asentamiento del visón y la rata almizclera.

Rata almizclera.

Por su parte, el encargado regional de protección de los recursos naturales renovables del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) Magallanes, Nicolás Soto, indicó que “nos hemos reunido con la directiva y socios de agrupación del humedal Tres Puentes, con el fin de recabar e intercambiar información particular sobre la rata almizclera en dicho sitio. Se trató de un encuentro muy provechoso, donde, entre otras materias, consensuamos la conveniencia de utilizar esta oportunidad para realizar educación ambiental en el lugar, tanto sobre rata almizclera como sobre otras especies invasoras. A la fecha, ya preparamos y enviamos para su evaluación un afiche con información y gráfica visual. Otro acuerdo fue incorporar específicamente a esta especie en el monitoreo de la población que tanto la agrupación como el SAG estamos realizando en el humedal con el propósito de reunir mayor información, identificar si se está produciendo algún disturbio nuevo y relevante asociado a esta especie y, en función de lo anterior, pensar en eventuales medidas que pudiesen implementarse”.

Dado que estos animales presentan ciertas similitudes morfológicas, quienes los avistan en la naturaleza podrían encontrar dificultades para distinguirlos. Además, “comparten hábitat con otras especies que también se les parecen, pero que son nativas de estos ecosistemas y que en algunos casos están clasificados como especies En Peligro o Vulnerables, como el huillín, el chungungo y el coipo”, señala Jonathan Lara, veterinario y asesor técnico del Proyecto GEF Castor.

“No confundas” es el nombre de una aplicación para teléfonos móviles que desarrolló el Proyecto, y que permite aprender a conocer estas especies, aprovechando las posibilidades de la tecnología 3D y la realidad aumentada. Al descargarla, es posible ver a los animales desplegarse en tres dimensiones, como si formaran parte del lugar donde se encuentra el usuario del teléfono. “Se trata de una experiencia muy entretenida, en la que se ha procurado presentar las características más distintivas de cada animal, al mismo tiempo que se fortalece el aprendizaje con una breve guía de identificación” detalla Felipe Guerra.

Al utilizar la App, es posible distinguir cuáles son las especies nativas de la Patagonia, y cuáles son las invasoras y dañinas para estos ecosistemas. “Se trata de una experiencia interactiva muy entretenida y visual, ideal para aprender en familia en estos tiempos de pandemia”, destaca Felipe Guerra. La App No Confundas está disponible para descarga gratuita a través de Google Play y App Store. Esta aplicación es parte de un set de herramientas educativas que el Proyecto GEF Castor ha desarrollado, y que están disponibles en el sitio web.

El Proyecto GEF Castor es ejecutado por el Ministerio de Medio Ambiente y financiado por el Global Environment Facility (GEF), a través de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

 


Compartir:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter