El castor: Un problema que debemos enfrentar como gobierno

21/04/2021
Columna de Carlos Olave,
Seremi del Medio Ambiente de la Región de Magallanes y de la Antártica Chilena

Las especies exóticas en Chile y particularmente en la nuestra Región de Magallanes y de la Antártica Chilena, representan una amenaza constante para los ecosistemas y su biodiversidad, es por ello que durante años diversos investigadores a través de sus instituciones han realizado trabajos en función del impacto que estas especies provocan a distintos niveles.

En el contexto anterior el Ministerio de Medio Ambiente a través de la Seremi de Magallanes ha ejecutado desde el año 2017 el proyecto “Fortalecimiento y desarrollo de instrumentos para el manejo, prevención y control del castor (Castor canadensis), una especie exótica invasora en la Patagonia chilena”, el cual ha sido apoyado por el Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), además de importantes socios estratégicos.

Algunos de los impactos negativos que ha generado esta especie exótica invasora en nuestra región evidenciados  por el trabajo de estos años son;  la destrucción de árboles por anillado e inundación de bosques, principalmente de lenga, con impacto directo en la provisión de servicios ecosistémicos como madera, control de la erosión, protección de inundaciones, entre otros, lo que a su vez provoca una  alteración del hábitat y genera que especies, tanto vegetales como animales, no logren adaptarse al cambio, afectando la biodiversidad local y nativa, favoreciendo incluso la introducción de otras especies exóticas vegetales o animales por la modificación de la dinámica de nutrientes del bosque.

Por otra parte, la disminución en la biomasa de los bosques, especialmente de los clasificados como “bosques de protección” por estar asociados a cursos de agua, son de un impacto irreversible de manera natural, además está el riesgo potencial de que esta especie traspase la barrera de distancia pudiendo incluso llegar hasta la región del Maule o la provincia de Neuquén en Argentina, representado una amenaza subcontinental.

Cabe señalar que desde 2003, el Estado de Chile ha invertido alrededor de USD 3.9 millones en acciones para el control y erradicación del castor, monto que incluye el aporte realizado por el denominado “GEF Castor”, y que tiene como uno de sus principales resultados generar el marco de gestión y gobernanza para el control de la especie, lo que incluye en la práctica un Plan Estratégico y de Gobernanza que será entregado al Estado de Chile como hoja de ruta para lograr el control efectivo de esta invasión biológica y así aportar a la conservación de los ecosistemas impactados.

Resulta crucial asumir la implementación de este plan, que conduciría a acciones a nivel nacional y binacional que sean coherentes y complementarias, coordinadas, adecuadamente financiadas y basadas en la sistematización de experiencias, mejores prácticas y lecciones aprendidas.

En lo particular para nuestra región se realizarán los esfuerzos necesarios para que se considere a las especies exóticas invasoras como un problema relevante, que incluso pueda estar reflejado en la implementación de la nueva Estrategia de Desarrollo Regional con las debidas acciones que complementen las ya estipuladas en la Estrategia vigente.


Compartir:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter