Gestión del castor en Magallanes: III Zona Naval se suma a las acciones de control de esta dañina especie invasora

28/12/2021

 

  • Isla Dawson, territorio bajo tuición de la Armada, es un punto estratégico para contener la migración del castor hacia el continente.

Contribuir al control y erradicación del castor en zonas críticas para contener la expansión de esta dañina especie, es el objetivo del apoyo que la III Zona Naval brindará al proyecto GEF Castor, el cual se reflejará en acciones que se centrarán en la isla Dawson.

Isla Dawson, territorio bajo la tuición de la Armada desde 1972, tiene una extensión de 1.330 km2 y se ubica en la parte central del Estrecho de Magallanes. Esta estratégica posición ha tenido un rol fundamental en facilitar que el castor ocupe tierras del extremo sur del continente americano, al utilizar esta isla como puente para atravesar las aguas del estrecho.

Este roedor fue introducido en la porción argentina del Lago Fagnano en 1945 con el fin de establecer una industria peletera que no prosperó. No obstante, el castor sí logró dispersarse en el archipiélago fueguino, el cual se caracteriza por ser abundante en hábitats acuáticos adecuados para el establecimiento de esta especie, por estar cubierto de los bosques más australes del planeta, y por carecer de depredadores que lo amenacen.  Los bosques de lengas, ñirres y coigües han sido fuertemente impactados por la acción de esta especie, que se alimenta de cortezas de árboles, provocando su muerte, y que construye represas que inundan vastos territorios y que afectan turberas al drenar la humedad de estos suelos.

Se pensaba que las tierras continentales de la región de Magallanes se encontraban a salvo de este daño gracias al Estrecho de Magallanes.Pero en 1989 se detectó la presencia de los primeros individuos en la isla Dawson, los que habrían ingresado a la isla cruzando desde el canal Whiteside o desde el sur bordeando el seno Almirantazgo. Desde allí, el castor pudo llegar con mayor facilidad a la Península de Brunswick, encontrándose hoy poblaciones de este roedor al sur de la ciudad de Punta Arenas.

“Es por esto que contar con la colaboración de la Armada para realizar acciones de control y erradicación de castor en Dawson es un aporte importantísimo para contener el avance de esta especie y evitar así la destrucción del patrimonio medioambiental de la región de Magallanes”, destacó el coordinador nacional del proyecto GEF Castor, Felipe Guerra, quien agregó que el riesgo puede ser incluso la migración de esta especie invasora hacia el norte, alcanzando la región de El Maule en Chile y la provincia de Neuquén en la Patagonia argentina.

Es por ello que la III Zona Naval manifestó su interés y disposición en colaborar en el control y la erradicación de esta especie exótica, para lo cual será necesario definir un plan de trabajo y formalizar esta alianza de colaboración por los mecanismos que correspondan.

Además, se espera realizar una visita a la zona con profesionales de la Armada y del proyecto GEF en una fecha a definir para ver en terreno el avance de esa especie exótica invasora y delinear un plan de trabajo para la gestión del Castor en la Isla.

La capacitación del personal de la Armada será otro importante componente de la colaboración entre el proyecto GEF Castor y la institución naval. “En estas capacitaciones nos interesa abordar tanto aspectos de comunicación estratégica, como técnicas de monitoreo”, resaltó Jonathan Lara, asesor técnico del proyecto GEF, quien agregó que para este monitoreo, el uso de la plataforma Sistema de Información y Alerta Temprana (SIAT) será una herramienta fundamental.

El Proyecto “Fortalecimiento y desarrollo de instrumentos para el manejo, prevención y control del castor (Castor canadensis), una especie exótica invasora en la Patagonia chilena”, conocido como GEF Castor, es ejecutado por el Ministerio de Medio Ambiente y financiado por el Global Environment Facility (GEF), a través de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Socios estratégicos, y co-ejecutores de este proyecto son el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), la Corporación Nacional Forestal (CONAF) y la ONG Wildlife Conservation Society (WCS)

 

 


Compartir:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter